Cómo Curar un Mate





Hace un tiempo me regalaron un mate y decidí investigar sobre la curación de mates. Luego de un tiempo comprobé que el mate curado tiene un mejor sabor.

El mate, para quien no sabe, les comento que es una infusión que se bebe caliente, típica de países de América del Sur, más precisamente Argentina, Paraguay y Uruguay.

En mi país es una costumbre nacional y es un motivo ideal para reunirse con amigos para charlar y disfrutar de cualquier momento del día.

Cómo dije anteriormente, el mate, que puede ser de calabaza, de madera, etc, se cura, para evitar que tenga un feo sabor y sobre todo para que no se le forme moho. Pero esto depende de tus preferencias también, ya que algunos toman mate dulce y otros lo prefieren amargo.

como curar el mate

A continuación te voy a contar cuales son las técnicas que debes realizar para curar un mate.

Empecemos con el mate dulce. Lo primero que debes hacer es humedecerlo por dentro y agregarle un par de cucharaditas de azúcar para poder expandirla a la misma por las paredes del mate. Luego de este procedimiento deja descansar el mate hasta que se seque y lava el mate con agua caliente para limpiarlo.

Por último tienes que colocarle yerba húmeda y dejarlo reposar durante un día. Pasado el tiempo requerido, ya tienes un mate curado para mates dulces.

Para mate amargo, es un procedimiento similar, pero claramente obviando el paso del azúcar. Es decir, que lo primero que debes hacer es lavar el mate con agua caliente y agregarle yerba usada, humedecela un poco más y deja reposar durante un día. Puedes repetir esta operación un día más y tu mate estará listo para cebar unos exquisitos mates amargos.

Habrás notado que curar un mate es un procedimiento facilisimo sea cual sean tus preferencias, pero requiere de al menos un par de días, que te aseguro, valdrán la pena, no solo para disfrutar de ricos mates, sino para extender la vida útil del mismo :D





Deja tu comentario
Tu Comentario